Perú: En ocho meses se exportó más paltas que en todo el año pasado

 

El valor de las exportaciones de paltas y mangos, acumuladas a agosto de este año (últimas cifras disponibles) ya supera los envíos realizados de esos mismos productos el año pasado (ver tabla).

 

Las exportaciones de frutas y paltas frescas entre enero y agosto de este año suman US$ 1,586 millones y, si se agregan los envíos de frutas congeladas (US$ 127 millones en ese período), el monto se eleva a US$ 1,713 millones, que representan 20% de las exportaciones no tradicionales.

La buena performance que se observa en el crecimiento de estas exportaciones agrícolas refleja la estabilidad del clima, que fue perturbado con El Niño costero en el 2017. Y, en vista de que aun cuando la probabilidad de ocurrencia de un nuevo fenómeno de El Niño se ha incrementado, los pronósticos indican que será débil en el verano que viene, por lo que se espera que estas exportaciones continúen su tendencia positiva en los próximos meses y en el 2019.

“Para el siguiente año, se espera que se mantenga el impacto positivo del crecimiento mundial sobre la demanda de nuestros productos de exportación no tradicional (aunque con una ligera moderación)”, dice un informe del BCR , entre ellos de los productos agrícolas frescos.

No tradicionales

En agosto, el valor de las exportaciones de productos no tradicionales aumentó 10.9%, llegando a los US$ 1,133 millones, y se acumulan este año US$ 8,853 millones, 16.4% más que los envíos registrados en igual periodo del 2017.

Entre enero y agosto destacan (aparte de los productos agrícolas ya señalados) las mayores ventas de pota (US$ 542 millones, con un crecimiento de 61% respecto a las ventas de este producto en el mismo periodo del 2017); los polos de algodón (US$ 182 millones, 15.5% más); el óxido de zinc (US$ 78 millones, 39.3% más) y los laminados flexibles (US$ 82 millones, 18.6% más).

Según las últimas proyecciones del BCR, las exportaciones no tradicionales llegarán a US$ 13,743 millones este año, lo que significará un incremento de 17.5%.

Y para el 2019 se estima que se venderán US$ 15,182 millones de estos productos; es decir, tendrán un crecimiento de 10.5% respecto al 2018.

Sin embargo, los montos proyectados en setiembre para este año son menores a los que pronosticó el BCR en junio (US$ 14,005 millones para este año y US$ 15,316 millones para el próximo año).

Fuente: Gestion.pe

España se ha propuesto producir las mejores Paltas de Europa

 

Hace tan solo dos años, la finca El Centenil, junto a la localidad onubense de Villablanca, era un gran solar en el que había cesado toda actividad agrícola por el lento declive de la fábrica de celulosa de Ence. Esta imagen ha cambiado radicalmente en los últimos meses. Cientos de hileras de pequeños árboles de hojas puntiagudas, amarradas aún a sus testigos, han creado una nueva estampa en el paisaje agrario de Huelva. ¿Cuál es el secreto de esta transformación radical? La respuesta es sencilla: “Nos hemos propuesto producir las mejores Paltas de Europa”, indica Estanislao Martínez. Este empresario sevillano es el presidente de Labs & Tech Holding Solea (cuya principal filial es la compañía AGQ Labs). Esta firma le compró a Ence la finca de regadío El Centenil (con 169 hectáreas) en febrero de 2017 y solo unos meses después comenzó la transformación de las primeras 76 hectáreas para poner la explotación de palta más avanzada del mercado. Labs & Tech Holding Solea ya ha comprado las plantas para hacer una segunda fase, que abarcará otras cuarenta hectáreas. Así ha nacido el proyecto Natural Crops, que ha rebautizado la finca como “El Centenil-California”, y que requerirá una inversión de 12 millones de euros.

Previsiones

La iniciativa parte de una demanda claramente insatisfecha. En este momento Europa consume 300.000 toneladas de esta fruta y solo produce 50.000. “Frente a países como México, Chile Perú o EEUU, el consumo en el Viejo Continente ha sido insignificante, pero está creciendo a un ritmo superior al 20% anual”, indica Martínez. La mayor parte del “oro verde” que llega a las mesas de los consumidores europeos se produce al otro lado del Atlántico. Pero se trata de un fruto “climatérico”, es decir: “sigue madurando en el árbol sin estropearse y por tanto alcanzando mejor calidad, pero al ser cortado ya no avanza; eso explica porqué cerca de Europa podemos llegar con mucha más calidad que los que vienen de fuera (que han de ser cortados e interrumpidos en su maduración 1-2 meses antes)”. La gran dificultad de este proyecto radica en que el aguacate está sometido a enormes restricciones para arraigar con éxito en países europeos. “Necesita agua de calidad y aportada con precisión, suelos profundos y un clima suave en el que no haya heladas ni un calor excesivo”. Los productores españoles están concentrados en Velez-Málaga y Motril, donde hay unas 7.000 hectáreas, la mayoría con producciones familiares muy atomizadas. “En El Centenil —suroeste de Huelva— se dan las circunstancias idóneas”, subraya Estanislao Martínez, que considera que el cultivo en la provincia de Huelva sería viable, como máximo, en un área de 10.000 hectáreas (que son las que se ajustan bien a los parámetros que exige el aguacate).

Factor tecnológico

La clave del proyecto de El Centenil-California está en la tecnología. AGQ Labs ha realizado la gestión técnica de plantaciones en Iberoamérica y Sudáfrica, haciendo el seguimiento y el control nutricional de los cultivos. En Málaga la media de producción es de nueve toneladas por hectárea, “una cifra que asciende a quince toneladas en aquellas explotaciones con un fertirriego más tecnificado”. En el caso de El Centenil, esta cifra podría superar las veinte toneladas por hectárea a partir del cuarto año, cifra en la que se mueven las fincas americanas que cuentan con asesoría de AGQ Labs. Pero hay más tecnología para lograr que la mejor palta de Europa esté en Huelva. “Hemos puesto un sistema de microaspersión de agua, que evita heladas si la temperatura es inferior a cero grados y, en verano, en casos de que haya un calor extremo, es capaz de rebajar casi diez grados”. Los pequeños palteros” de El Centenil-California darán ya sus primeros frutos el próximo año.

Fuente: Panoramaruralahora.com

General Mills Chile se expande con pulpa de Palta procesada en las nuevas líneas de productos

 

Orizon, ligada al grupo Angelini, está dando nuevos pasos en su búsqueda de convertirse en un actor relevante en el mundo de la alimentación. Para esto, adquirió los negocios General Mills para Chile y Megamex (pulpa de palta procesada), ambas líneas de productos que -hasta agosto- pertenecían a la empresa Novaverde.

A los ya conocidos productos de la compañía que llegan a consumidor final -principalmente- a través de la marca San José y Colorado, se suman las barras de cereal y brownies, Fiber One y Nature Valley; los helados, Haagen-Dazs; las premezclas para hornear, Betty Crocker, y los productos mexicanos, Old El Paso. Por otra parte, la palta procesada será comercializada a clientes del mercado Horeca (Hoteles, Restaurantes y Casinos).

Esta inversión alcanza los US$10 millones e implica un crecimiento de un 20% para Orizon Foods. “La apuesta es generar oportunidades de crecimiento con productos de alto valor agregado, que compartan y complementen los atributos con los que ya contamos, y que sumen en términos de la operación logística y comercial, pudiendo servir de mejor manera a nuestros clientes”, comentó el gerente general de Orizon, Rigoberto Rojo.

Más adelante, aseguró que Orizon Foods permitirá responder al desafío que las nuevas tendencias de consumo exigen a las empresas de alimentos. “Nuestra organización se está adaptando a estos cambios, por eso incorporamos un portfolio de productos más amplio que nos permite innovar, así como también generar nuevos canales y mercados”, puntualizó el ejecutivo.

Una muestro de aquello es el ingreso con la palta procesada al mercado Horeca, que permite incorporar rápidamente una cartera de más de 700 clientes.

Fuente: Aqua.cl

Cerca de 800 empleos directos y 900 indirectos genera la agroindustria del aguacate en el norte de Caldas

 

El norte de Caldas logró recuperarse del desempleo gracias a los cultivos de aguacate, gulupa, mora, lulo y café. Desde hace cerca de 10 años, cuando los campesinos y empresarios de la zona empezaron la apuesta por estos productos, pues la ganadería no era tan rentable, las ofertas de trabajo se multiplicaron.

Solo el cultivo de aguacate genera cerca de 800 empleos directos, que durante la cosecha aumentan a unos mil puestos de trabajo, según explicó el empresario Carlos Arango, pionero del cultivo en Pácora. “Por ejemplo, esta finca cuando estaba dedicada a la ganadería solo generaba tres empleos, ahora son unos 100”, explicó el empresario, durante la visita del gobernador, Guido Echeverri Piedrahita.

El alcalde de Pácora, Jorge William López Ramos, resaltó la visita del gobernador, pues el mandatario conoció de primera mano los avances de los cultivos, y resaltó la pujanza de la gente de su municipio y de los empresarios de la zona para sacar adelante un cultivo que no es fácil, como el aguacate.

“Esperamos seguir contando con el apoyo del Gobierno de Caldas, sobre todo para mejorar las vías, pues son necesarias para llevar los productos en buen estado desde las fincas hasta los mercados”, dijo el mandatario local.

Fuente: Eje21.com

Huella hídrica en la agricultura, un enfoque hacia una producción más sustentable

 

Sometidos a los vaivenes del cambio climático, la sequía se ha hecho presente en distintas zonas del territorio nacional. Es por ello que debemos tener presente que el agua, además de sostener y ser la base de toda forma de vida en el planeta, actúa, entre otros, como medio de producción de los distintos sectores socio-económicos. En la zona central de Chile el déficit de lluvia y nieve ha provocado una disminución en el caudal medio anual de los ríos y pérdida de vegetación nativa. Adicionalmente, factores exógenos tales como temperaturas más altas y cambios en la vegetación, pueden estar detrás del aumento del déficit en los caudales (Garreaud et al., 2017). Respecto a la incertidumbre sobre la causa del descenso en las precipitaciones, simulaciones en la zona central muestran que pueden ser atribuidas tanto a fenómenos naturales como al cambio climático antropogénico. Se ha estimado que una cuarta parte de la baja en las precipitaciones, a partir del año 2010, tiene origen antropogénico (Boisier et al., 2016). Otro antecedente importante que destacar es que “Los ecosistemas del ámbito acuático continental chileno presentan vulnerabilidad frente al cambio climático, en particular los humedales costeros y altiplánicos” (MMA, 2017). En  ese contexto, es importante para las labores de planificación sostenible del recurso, conocer la cantidad de agua disponible ofrecida por la fuente de agua, así como los niveles de demanda sobre éstos, a modo de asegurar un balance adecuado entre ambos que garantice la sustentabilidad del agua y de los sectores que dependen del vital recurso (Rivera et al., 2004). A nivel mundial, la actividad agrícola usa alrededor del 70% de toda el agua consumida en el planeta y se calcula que en los próximos años, debido al aumento poblacional y los patrones de consumo, la cantidad de agua necesaria para producir los alimentos, fibras y biocombustibles requeridos por la población, incrementen el uso del agua hasta en un 55%. El indicador de huella hídrica en la agricultura puede permitir establecer políticas y acciones concretas para ahorrar agua en el sector que mayor requerimiento del recurso tiene.

HUELLA HÍDRICA La huella hídrica es un indicador que define el volumen total de agua dulce usado para generar bienes y/o servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad. Éste mide el volumen de agua consumida, evaporada o contaminada a lo largo de la cadena de suministro, ya sea por unidad de tiempo para individuos y comunidades, o por unidad producida para una empresa. Se puede calcular para cualquier grupo definido de consumidores (individuos, familias,

pueblos, ciudades o naciones) o productores (organismos públicos, empresas privadas o sector económico). Por lo tanto, la huella hídrica es el volumen de agua utilizado para la producción de bienes y servicios. Existen tres tipos: la verde (agua de lluvia), la azul (de ríos, lagos y acuíferos) y la gris (agua contaminada):

Verde: Es el volumen de agua de precipitación que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto.

Azul: Es el volumen de agua dulce extraída de un cuerpo de agua superficial o subterránea y que es evaporada en el proceso productivo o incorporada en un producto.

Gris: Es el volumen de agua contaminada, que puede ser cuantificada como el volumen de agua requerida para diluir los contaminantes hasta el punto en que la calidad del agua esté sobre los estándares aceptables.

Para estimar la huella hídrica de nuestro sistema productivo, podemos emplear la siguiente metodología: • Para la Huella Hídrica Verde es necesario contar con información climática diaria que permita hacer seguimiento a los niveles de precipitación. Una vez se cuenta con valor de agua lluvia y mediante el uso de lisímetros se puede cuantificar el total del agua evapotranspiración. • Para estimar la Huella Hídrica Azul se debe instalar aforadores o contadores de caudal que permitan cuantificar el agua proveniente de una fuente superficial o subterránea. • En cuanto a la Huella Hídrica Gris, se hacen monitores continuos a la calidad del agua que ingresa y sale del sistema evaluado los principales contaminantes productos de la fertilización. • Finalmente se hace un seguimiento a la producción en cada ciclo productivo, con tal asociar el gasto de agua por cada kilo o tonelada de producto obtenido. Como beneficio de determinar la huella hídrica de nuestros procesos productivos, es factible señalar: 1. Cuantificar la magnitud de la cantidad de agua utilizada y los riesgos potenciales a los que se enfrenta un sistema productivo. 2. Identificar potenciales riesgos y ejecutar acciones para reducirlos. 3. Generar conciencia de dónde y cómo se utiliza el recurso hídrico. 4. Tomar mejores decisiones sobre cómo manejar el recurso hídrico y gestionar procesos productivos. 5. Participar en políticas locales y nacionales de sostenibilidad ambiental y productiva Las utilidades de la Huella Hídrica son múltiples y dependen del nivel de análisis, al realizar una medición comparativa puede identificar y recomendar alternativas productivas sostenibles. A nivel Individual, tanto productores como consumidores pueden ser conscientes de las cantidades de agua usadas y necesarias para diluir los contaminantes del proceso productivo agropecuario y de su consumo. A nivel gremial o asociativo, el uso del indicador sirve como medio de diagnóstico y herramienta para la mejora de procesos, generando el uso de tecnologías o manejos eco-eficientes en sus sistemas productivos, y una cultura de producción con responsabilidad social y ambiental.

A nivel estatal se puede influir en la generación de políticas sectoriales informadas y que permitan mitigar los efectos del cambio climático. La socialización de los resultados de los estudios de huella hídrica puede incentivar la generación de grupos de consumidores mejor informados y conscientes, los cuales a su vez podrían llegar a buscar los productos con una menor huella. Como ejemplo, esta es la Huella hídrica de algunos productos agropecuarios:

      CONCLUSIÓN La huella hídrica permite identificar el impacto que tiene la producción agrícola en el ambiente, por ello, discutir el tema es fundamental para desarrollar una visión sustentable en el manejo del agua y fomentar la cooperación entre los sectores involucrados. Conocer la huella hídrica y su análisis puede mejorar la eficiencia en la agricultura y así combatir el cambio climático, que cada vez hace más difícil la producción en este sector, como también es importante reducir el consumo de agua en la agricultura. También es fundamental identificar y entender cómo su origen puede impactar aspectos comerciales de los productos. Finalmente, la agricultura que utiliza eficientemente el recurso hídrico da un valor agregado a la comercialización, ya que muchos consumidores buscan productos sustentables.    

FUENTE:

• Radiografía del Agua, Brecha y Riesgo Hídrico en Chile. Fundación Chile, 2018

http://www.iica.int/es/prensa/noticias/identificar-el-tipo-de-huella-h%C3%ADdrica-en-laagricultura-puede-hacer-la-producci%C3%B3n

http://agriculturers.com/la-huella-hidrica-importancia-la-agricultura/

Preparan plan de apoyo producción orgánica del país

Una plantación de banano orgánico para exportación  

La Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (Confenagro) anunció la elaboración de un plan de acción de apoyo a la producción orgánica para el consumo local y la exportación.

El equipo que prepara el plan lo encabeza, el director ejecutivo de Confenagro, Hecmilio Galván, quien hizo el anuncio durante un encuentro sobre agricultura orgánica en el país, de cuya apertura dio la bienvenida Eric Rivero, presidente de la organización.

Como panelistas intervinieron el decano de la Facultad de Agropecología de la Universidad Nacional Evangélica (Unev) César López, que expuso sobre la agricultura orgánica en el país y el mundo, y sobre el éxito del cacao en la agricultura orgánica local, habló Isidoro de la Rosa, director ejecutivo de la Confederación Nacional de Cacaocultores Dominicanos (Conacado). Sobre la experiencias del banano orgánico dominicano hablaron el investigador Gustavo Gandini, de Bananos Ecológicos de la Línea Noroeste (Banelino), y José Horacio López, del Grupo Banamiel.

También participó en el encuentro sobre agricultura orgánica Nelson Ramírez, quien habló sobre el intercambio de experiencias entre las diferentes empresas orgánicas.

Galván informó que Confenagro convocó el encuentro sobre la agricultura orgánica en el país, porque en el país hay una necesidad de una alimentación más saludable en calidad y cantidad, porque República Dominicana es un gran exportador de productos orgánicos, como cacao, banano, café, aguacate, mango y otros por los que recibe una parte importante de divisas. Sin embargo, señaló que “no somos grandes consumidores de esos productos, y la tendencia en el mundo es ir a una producción de sostenibilidad al planeta”.

Precisó que “la agricultura orgánica es un sistema de producción que nos permite alimentarnos mejor en términos de salud y mejorar las condiciones agroecológicas del planeta”.

El director ejecutivo de Confenagro expresó que “el 90% de nuestros productos de alimentación no son orgánicos”. Dijo que Confenagro trabaja junto a empresas que se dedican a la producción de abonos y otros insumos orgánicos en esta promoción de la agricultura orgánica, no para sustituir la agricultura convencional, porque también tiene su espacio, sino para promover una agricultura más saludable.

Agregó que en el mundo se debate la agricultura orgánica. “Hay una tendencia mundial de una alimentación orgánica, porque hay una correlación entre la alimentación y la salud”.

“Hemos convocado a expertos para debatir el tema de la agricultura orgánica. Vamos a ver como podemos extender la discusión orgánica hacia la ganadería y todas las frutas. Cada vez más las reglas son más estrictas y las tendencias obligan a los productores a usar insumos más sostenibles”, dijo Galván.

  Fuente: HoyDigital

Aumento en producción de aguacate se debería a mayor eficiencia de cultivos

 

Chile inició sus envíos de aguacate a Europa, zona que suele recibir el 60% de las exportaciones de dicho país, tras un inicio tardío de la campaña, lo que responde a temas climáticos y a una búsqueda por aumentar la calidad del fruto.

El país sudamericano espera llegar a las 245 mil toneladas, lo que implica un aumento del 8,8% respecto a la campaña anterior.

“Son 20 mil toneladas más de crecimiento, de las cuales el 70% son para exportar y un 30% para mercado interno”, señaló Francisco Contardo, Gerente General del Comité de Palta Hass de Chile a Portalfruticola.com.

“Esa fue la proporción de la temporada pasada y nosotros creemos que va a ser la misma proporción de esta campaña”, agregó.

De acuerdo con Contardo, el aumento en la producción responde a mejores rendimientos y no a más crecimiento en hectáreas plantadas.

Son “mejores rendimientos en términos de densidades y rendimientos de los frutos”.

Uno de los motivos por los que se atrasó la campaña chilena, es porque los productores tuvieron que esperar a que los frutos alcancen un 23% de materia seca antes de cosecharlos.

Agregó que “empezamos a tener materia seca a mediados de agosto, lo cual se ha ido corriendo las últimas dos temporadas. Hace dos temporadas atrás la cosecha comenzó en junio, la temporada pasada comenzó en julio y ésta comenzó en agosto”.

Esto respondería a temas climáticos, al crecimiento natural del fruto, entre otras cosas.

En lo que respecta a precios, se espera que en lo que es consumo interno, los precios por kilo, deberían estar entre los 2800 y 3800 pesos chilenos.

Campaña Internacional

El representante del comité explicó que en lo que es mercados internacionales, el haberse atrasado los benefició porque en Europa aún no querían palta chilena, debido a los envíos realizados por Perú.

“Los mismos europeos comentaron en ese minuto que no requerían presencia de palta chilena debido a la oferta peruana”, remarcó Contardo.

Sin embargo, ahora que el aguacate peruano ha empezado a salir de a poco, se ha abierto una ventana que permitirá el ingreso de la palta chilena.

“El precio FOB agosto en Estados Unidos era de USD 2,4 por kilo, en Europa era de USD 3.1 por kilo y en China es de USD 3,3 por kilo”, señaló Contardo.

En tanto, en lo que respecta a EE.UU., como Perú decidió enviar un volumen alto a Europa, Chile aprovechó la oportunidad, ya que la campaña mexicana aún no había comenzado, de realizar mayores envíos a dicho mercado.

“En septiembre comenzaron a llegar las exportaciones por parte de México a Estados Unidos, lo cual, lógicamente, nos quitó oportunidades; lo que es algo natural”.

Contardo también se refirió a los países que podrían volverse jugadores claves en la industria, entre los que destacó a Colombia.

De acuerdo con el miembro del comité, Colombia tiene la ventaja de que hay mucho terreno para cultivar, que con el fin de los conflictos internos cada vez hay más inversión, tanto local como extranjera y que tiene un clima que les permitiría producir aguacate todo el año.

“Es un país que tiene un clima que le sirve muchísimo para producir palta, una palta radicalmente distinta a la nuestra… y es muy probable que Colombia tenga producción durante todo el año”, afirmó.

Según Contardo, eso les permitiría entrar en las mismas ventanas que Chile, en ciertos destinos.

“Ahí claramente nuestro rol y nuestro objetivo es seguir manteniendo y hacer crecer la reputación que tenemos, como un productor de calidad y que se siga reconociendo la marca país que nos distingue de otros orígenes”.

Con ese fin, el comité está esperando la apertura de tres nuevos mercados.

“La apertura de los protocolos con Australia, Corea del sur e India, los que están en proceso y son mercados que de a poco han ido solicitando palta chilena”.

Pese a ello, enfatizó que “la apuesta es Asia y sigue siendo Asia. China específicamente para este año”.

Fuente: Portal Frutícola

Apertura de mercados a productos orgánicos, una nueva oportunidad para la agroindustria chilena

 

Pasadas las Fiestas Patrias, la agroindustria nacional siguió con los festejos. Y es que el pasado 20 de septiembre, el Ministro Antonio Walker firmó con su par brasileño, Blairo Borges, el primer acuerdo de reconocimiento mutuo en normativas de producción orgánica de América del Sur, lo que significa la apertura del mercado de alimentos y productos orgánicos entre ambos países.

Se trata de una excelente noticia, no sólo para la producción agrícola orgánica, sino que también para la agroindustria, que se suma a la ya conocida del año pasado, cuando se firmó con la Unión Europea un acuerdo de equivalencia de normas para la certificación de productos orgánicos, que permite acceder en igualdad de condiciones a uno de los mercados de este tipo de productos más importantes del mundo.

El jugo de manzana, arándanos o frambuesas congeladas, aceites de rosa mosqueta o palta son sólo algunos ejemplos de productos orgánicos que se exportan a diversos mercados de destino, y que ya suman más de 200 millones de dólares anuales, creciendo cerca de un 19% cada año. Y las regiones que más producen este tipo de alimentos son la Región del Biobío, seguida por la de O’Higgins y la del Maule, zonas donde precisamente está presente el CET Agroindustrial.

Sin duda, las tendencias mundiales de consumo de productos saludables, que hayan sido producidos o procesados de manera más natural, están abriendo un mercado que, a todas luces, es beneficioso para nuestro sector.

Lo mismo ocurre en Chile, pues cada vez más personas están entendiendo mejor el concepto de orgánico, lo que permite que tenga una mejor valoración por la población.

Esta nueva oportunidad que genera el mercado brasileño para el sector agroindustrial chileno, genera a su vez mayor competitividad, mejores alternativas de negocio, nuevos nichos y mercados que abastecer, y permite incorporar a más productores que ante la incertidumbre de otras industrias, vean en ésta una forma de salir adelante.

La agregación de valor, en este sentido, es clave para sobresalir en un mercado que se expande cada día más. Por lo mismo, la innovación en los distintos procesos, en el packaging, en el marketing y en cómo se llega al consumidor son algunas de las opciones que tiene cada productor para destacarse.

De igual manera, la asociatividad entre productores más pequeños también es un punto importante que se debe tomar en cuenta si se quiere ingresar al negocio de la agroindustria orgánica. Aventurarse en solitario no da los resultados esperados, mientras que está comprobado que asociarse con otros permite acceder de manera más concreta a nuevos y mayores mercados.

Como Centro de Extensionismo Tecnológico Agroindustrial valoramos los esfuerzos que lograron la apertura del mercado brasileño para nuestros productos y alimentos orgánicos. Nuestro trabajo también va en esa línea: buscamos ayudar a los productores a generar más y mejores procesos para sus productos, que les permita satisfacer las nuevas demandas de consumidores que exigen alimentos cada vez más sustentables, y entregar un valor agregado único a su negocio. Como CET queremos que el sector agroindustrial sea una industria mucho más competitiva, sustentable y eficiente.

Fuente: mauLee.cl

Producción de Paltas crecerá un 8,8%

 

Estimaciones del Comité de Palta Hass plantean que se superarán las 240 mil toneladas. La nueva temporada partió tarde por efecto del clima.

Animados por lo que ven en los principales mercados, pero también preocupados por la sequía especialmente en las zonas productivas y las heladas que se dejaron sentir, los productores y exportadores reunidos en el Comité de Palta Hass consideran que, pese a esos factores, la producción tendrá un crecimiento de 8,8%, ya que pasarán de las 225 mil toneladas de la temporada pasada a unas 245 mil en la actual.

La característica de este año es un nuevo atraso en la cosecha, aunque esta vez tiene una primera lectura positiva, ya que evitó que la producción nacional se encontrara con el gran aumento en la oferta de paltas de Perú, que tuvo una gran y adelantada cosecha.

Luego de que en la campaña 2016-2017 la recolección comenzara en junio, a partir de la temporada siguiente se inició el itinerario de atraso de la producción chilena: la cosecha 2017-2018 partió en julio y se repitió en la actual 2018-2019, ‘en que comenzamos a tener fruta con la materia seca apropiada en agosto’, comenta Francisco Contardo, gerente general del Comité de Palta Hass.

La causa es que los productores chilenos se han impuesto iniciar la cosecha cuando el fruto tiene 23% de materia seca, lo que garantiza una fruta en buenas condiciones para su maduración y exportación. ‘La temporada de Perú tuvo muchas más fruta. A la semana 34, fines de agosto, ya se habían superado las 300.000 toneladas exportadas, lo que significa 27% más que en igual fecha del año anterior. Además, la temporada se extendió más de lo normal.

Si en los años 2016, 2017 y anteriores, durante julio los envíos ya empezaban a bajar, con un mes de agosto que presentaba envíos mínimos, lo que daba espacio a la oferta de Chile para entrar más temprano. Fue lo que pasó en los años 2016 y 2017, en los que los envíos de Chile presentaron peaks de exportación en agosto —muy temprano— y septiembre’, señala Gonzalo Salinas, analista de mercados de iQonsulting. (Ver gráfico).

‘Nos vemos bastante animados con esta temporada, debido a que notamos que todos los mercados están bastante interesados en esta fruta, pero por otro lado, la sequía que estamos teniendo a lo largo de Chile, y por cierto en las zonas productivas principales —IV, V y Región Metropolitana— no dejan de tener a la industria frutícola preocupada. Sumado a la sequía, este año hubo bastantes períodos de heladas en algunos sectores, que afectaron la producción’, explica Contardo.

Aspectos como cuál es la mejor estrategia para abordar los mercados, el crecimiento de la competencia, la promoción y la inestabilidad de los centros de consumo aparecen como los temas que marcarán la nueva campaña paltera.

COMO EN LA MONTAÑA RUSA 

Los cambios en los precios, según si los mercados están saturados de fruta o no, se han hecho notar en el comienzo de la presente temporada. ‘Los mercados están bastante volátiles y cambiando a ritmos que nos hacen estar muy atentos.

En agosto pasado, nos encontrábamos con un mercado europeo sobreabastecido de oferta de procedencia peruana y sudafricana mayoritariamente’, señala Contardo. Estados Unidos, en tanto, mostraba una alta demanda debido a que la producción mexicana todavía no se hacía presente. El mercado chino, por otro lado, mostraba una alta presencia de palta peruana.

‘Ahora en septiembre, México ya comenzó en forma agresiva con sus envíos a Estados Unidos, lo cual cambia la situación del mercado en términos de demanda y precios; mientras el mercado europeo muestra precios que están comenzando a regularse, debido a que ha disminuido la oferta y Chile ya ha realizado envíos, y por otro lado, un mercado chino que está esperando que comience a llegar la palta chilena’, comenta el gerente del Comité de Palta Hass. Con esa volatilidad, los precios están bastante móviles y reaccionando a esas situaciones, comenta Contardo.

El mercado europeo comenzó a recibir fruta con mejores precios, ya que está dejando de estar sobreabastecido; Estados Unidos ha estado con buenos precios, ya que es un mercado con demanda creciente, y en China también los precios están aumentando lentamente, en especial para palta de buena calidad como la chilena.

‘Hoy los mercados están con bastantes cambios, por lo cual no puedo anticiparme con una evaluación más exhaustiva’, aclara el gerente del Comité de Palta Hass, y agrega que Chile tiene ventanas bien marcadas en los mercados, que aceptan las variaciones de calidad y precio en torno a esto, siempre y cuando esté equilibrada la oferta y demanda. Por otro lado, los mercados mayoristas y recibidores están expectantes a los arribos de palta chilena.

Fuente: Revista el Campo | El Mercurio