+562 2334 5189 info@paltahass.cl

Imagen: Fresh Plaza

Cerca del comienzo de una nueva cosecha, los productores de palta de Chile se enfrentan a un factor desafiante: la sequía y el déficit de agua existente en varias zonas del país. “En algunas partes no hay paltas o hay menos plantaciones. Sin ir más lejos, las plantaciones de palta redujeron su producción en un 30%, pasando de 245.000 toneladas en la cosecha 2016-2017 a 168.000 en la cosecha 2019-2020”, comenta Francisco Contardo, CEO de Paltas de Chile A.G.

Según Contardo, el mayor volumen de exportación se dirigió a Europa: “En concreto, el 71,3% se exportó a Europa occidental, seguido del 10,3% a Sudamérica, el 9,1% a Norteamérica y el 8,6% a Asia (excluido Oriente Medio). Australia debería entrar pronto en nuestra cartera y estamos en negociaciones para abrir el mercado de Corea, lo que refleja la buena reputación del producto, tanto por su calidad como por su trazabilidad en la producción”.

En términos de valor, explica Contardo, la palta se mantiene estable en los diferentes mercados y con un rango de precios que no fluctúa mucho, ya que es un producto de preferencia por sus altos niveles nutricionales.

Producción sostenible y respetuosa con el medioambiente

Contardo afirma que la producción del país no solo es “sostenible, sino también respetuosa con el medioambiente”. Se asegura de aclarar la información publicada por agencias de noticias no especializadas en agronegocios: “Somos conscientes de que hay algunas partes interesadas en perjudicarnos dando información falsa sin base técnica con fines políticos, pero nosotros nos responsabilizamos de liderar un sector que cumpla con las exigencias del mundo actual, con una visión sostenible”.

“Somos el único cultivo carbono-positivo en Chile, ayudando a combatir el cambio climático. El estudio ‘Huella de carbono en productos agropecuarios de e xportación de Chile’ de 2010, del INIA (Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile), estableció que la palta en las laderas absorbe más CO2 del que se genera en su producción y comercialización, lo que implica que es el único cultivo en Chile carbono-positivo, es decir, que contribuye a revertir los daños causados por el cambio climático”, agrega.

Contardo afirma que el sector de la palta en Chile es el que más tecnificación de riego tiene en el país, ya que más del 80% de la superficie plantada cuenta con sistemas de riego técnicos o automatizados y el 90% de eficiencia en el uso de los recursos hídricos. “Además, esta temporada realizaremos una prueba con la empresa suiza Aqua4D en la búsqueda de una mayor eficiencia. Estamos sujetos a exigentes certificaciones internacionales, entre ellas el sello Rainforest Alliance, que asegura un menor consumo de agua, una menor erosión del suelo y la protección del hábitat de la vida silvestre como medio para contener la deforestación. También contamos con los sellos Global GAP y Grasp, entre otros”, señala.

Impacto de la sequía

“La sequía afecta a todo el país y a su población, y entendemos que es preocupante. La población con problemas de oferta es la que depende del APR (agua potable rural), pues ha sufrido la pérdida de sus pozos o simplemente se han secado, situación que está a cargo del Ministerio de Obras Públicas. Sin embargo, lo anterior no tiene que ver con ninguna actividad productiva específica, porque en el caso de la palta, hay zonas que no presentan sequía a pesar de tener cosechas”, agrega.

Según Contardo, el desafío de la sequía los ha llevado a seguir esforzándose en hacer más eficiente el uso del agua. “En nuestro país es posible hacer un mejor uso del escaso recurso, ya que se requiere un promedio de 400 litros de agua por kilo de palta, mientras que el promedio mundial es de 2.000 litros de agua. Sabemos que hay mucha desinformación e intereses políticos, por eso siempre estamos abiertos a responder a las preguntas de cualquiera, con transparencia y sinceridad, siempre y cuando la intención sea informarse y no destruir”, concluye.

Fuente: FreshPlaza.es