+562 2334 5189 info@paltahass.cl

 

 

 

 

 

La economía de EE.UU. se está recuperando más rápido de lo que esperaban algunos analistas y, a diferencia de recesiones anteriores, el ingreso personal disponible esta vez ha sido mayor debido a los programas gubernamentales.

El canal de servicios de alimentos continuará recuperándose gradualmente, mientras que las ventas minoristas se mantendrán fuertes. Estos factores respaldarán la demanda y los precios de la palta durante la temporada 2021-2022.

Los precios promedio semanales de los puntos de envío entre las semanas 36 y 43 en 2021 pueden ser más altos en comparación con las mismas semanas en 2019 y 2020, ya que la disponibilidad se verá afectada por el final de las temporadas de California y Perú, así como a problemas potenciales producto de mal clima relacionados con la producción en México.

Según estimaciones de la industria, la producción total de palta de California será de alrededor de 290 millones de libras en 2021, frente a aproximadamente 370 millones de libras en 2020, con una temporada alta que se extiende desde finales de abril hasta agosto. México seguirá siendo el principal proveedor de paltas del mercado estadounidense.

Se espera que las exportaciones de Perú alcancen un nuevo récord y superen las 460.000 toneladas este año, un aumento interanual del 26%. La producción y las exportaciones de palta de Chile se han mantenido estancadas o en declive, lo que es un reflejo de la disponibilidad de agua en algunas regiones.

A medida que los mercados europeos y asiáticos continúen desarrollándose, la creciente producción de palta de las regiones de crecimiento más nuevas encontrará destinos distintos al mercado estadounidense, evitando, potencialmente, un mercado superpoblado.

Se estima que los envíos generales para el período 2021-22 aumentarán alrededor del 12% en comparación con el promedio de los últimos tres años.

 

Crecimiento del consumo

 

El consumo de palta en Estados Unidos ha crecido considerablemente en las últimas dos décadas. La relación entre las importaciones y el consumo fue de 0,91 en 2019-20, mientras que la relación entre las exportaciones y la producción se ha mantenido relativamente baja durante el mismo período.

Siguiendo la tendencia actual per cápita, el consumo de palta podría superar las 11 libras por persona por año para 2026.

Según encuestas recientes de la industria, la proporción de hogares estadounidenses que compraron paltas en un período de doce meses fue de alrededor del 40%. Esta penetración en los hogares sigue siendo menor que la de otras frutas, como los limones, los arándanos y las uvas, mientras que es significativamente menor que la de las manzanas y los plátanos.

 

 

La industria de la palta deberá continuar trabajando de manera proactiva en términos de sostenibilidad ambiental para obtener y mantener el acceso al mercado, la rentabilidad y la visibilidad.

La inversión continua y la innovación en instalaciones logísticas y de maduración permitirán reducir el desperdicio de alimentos, otro importante objetivo de sostenibilidad. La adopción de genética y tecnologías que aumentan la eficiencia de los insumos, principalmente agua y plaguicidas, y los servicios y productos posteriores a la cosecha que prolongan la vida útil seguramente serán cada vez más importantes.

 

Fuente: Portal Frutícola